DIA 23.
     
Imagen
 
I N T R O D U C C I O N: | FOTOGRAFIAS | L I B R O DE V I S I T A S. | LIBRO LA BATALLA DE TORREÓN | P R O L O G O | DIA 16 DE MARZO DE 1914 | DIA 17 | DIA 18. | DIA 19. | DIA 20. | DIA 21. | DIA 22. | DIA 23. | DIA 24 | DIA 25. | DIA 26. | DIA 27. | DIA 28. | DIA 29. | DIA 30. | DIA 31. | lo. DE ABRIL. | DIA 2. | DIA 3. | R E S U M E N | C O N C L U C I Ó N | P L A N O No 1 | P L A N O No 2 | C R O N I C A - I L U S T R A D A | LAS COSAS NO ERAN ASÍ.... | LA GRAN OFENSIVA DE VILLA. | Titulo | ESTACION TORREON | TOMA 1913. | ¡Éntrenle, Muchachitos! | Villa Toma Torreón | "Fusile a ese General...” | Los Jefes Dispersos | PLANO TOMA 1913 | EL ABANDONO DE TORREON | LAS GRANDES BATALLAS DE LA DIVISIÓN DEL NORTE. | Mapa operaciones al Norte 1914 -1915 | Ferrocarril en la Revolución | ARMAMENTO USADO | San Pedro 1914 | LIBRO DECENA TRÁGICA EN TORREÓN | 20 al 31 de Julio de 1913 | Preparativos de defensa. | Combates del día 20 al 24 de 1913. | Combates del día 25 al 31 de 1913. | MEMORIAS DE PANCHO VILLA | CAPITULO XVI | CAPITULO XVII | CAPITULO XVIII | CAPITULO XIX | CAPITULO XX | CAPITULO XXI | CAPITULO XXII | PERIODICO "EL DIARIO" 1914 | MUSICA
 
DIA 23.

   
 
Imagen
LA ARTILLERIA EMPLAZADA.--NOTABLE CARGA DE CABALLERIA DADA POR EL GRAL. VILLA Y EL JEFE DE SU ESCOLTA, TENIENTE CORONEL JESUS M. RIOS.--TOMA DE SACRAMENTO.
A las seis de la mañana quedó emplazada la artillería de grueso calibre al mando directo del Coronel Servín, y una batería Canet al mando del Coronel Santibáñez, en la falda del cerro San Ignacio. El General Ángeles, por su parte, manda también, directamente, una batería que es colocada al lado izquierdo de la vía del Central, entre Estación Vergel y Gómez Palacio. Desde luego se nota que sus fuegos son certeros sobre las posiciones enemigas. Los federales estaban perfectamente atrincherados en el Cerro de La Pila, La Jabonera, la Casa Redonda y las casas del rumbo del Norte, situadas a extramuros de la ciudad. Aparte de esto y por el mismo rumbo, tenía fortificaciones perfectamente bien situadas. Resulta herido de suma gravedad el Teniente Coronel Presbítero Triana, Jefe de Estado Mayor de la Brigada Benito Juárez.

7 a. m.?El Señor General Herrera recibe orden de atacar Ciudad Lerdo y se dirige a aquella plaza, encadenando su caballada junto al Cerro de San Ignacio. A las 8 de la mañana la artillería mandada por el Coronel Santibáñez, bombardea el Cerro de Trincheras y parte de Ciudad Gómez Palacio; y mientras tanto el Señor General Villa, acompañado de su escolta, da el sostén a los cañones. En el patio de la Estación de Gómez, una máquina hace movimientos. Poco después el General Herrera abre el fuego sobre Ciudad Lerdo; pero al ver el Sr. General en Jefe que el Gral. Herrera va a ser flanqueado por el enemigo que ataca en número superior y que puede correr peligro nuestra artillería, seguido de toda su escolta da una violenta y vigorosa carga de caballería. Y es tan grande y tan potente el empuje de los soldados que frenéticos siguen al Señor General en Jefe, contagiados de su valentía, que no se detienen ante las balas enemigas; y desafiando todo peligro acometen furiosamente arrollándolo todo y haciendo huir en precipitada fuga a los adversarios que no pueden contenerse y se dispersan en el desorden más completo. Algún tiempo después, y cuando los jinetes enemigos huían en dispersión, cesó el fuego y el General Herrera fue a tomar posiciones muy cerca de los suburbios de Lerdo, dispuesto para el combate de la noche. Se asegura que en esa formidable carga de caballería, sostenida por el General en Jefe y el Jefe de su escolta, Teniente Coronel Jesús Ríos, murió Federico Reyna, General de los irregulares Huertistas.

Son las once de la mañana. Nuestras bajas durante la noche pueden calcularse en 125 muertos y 315 heridos; y siguen llegando de los últimos, pues el combate continúa muy encarnizado. Refuerzos de Sacramento les llegan a los federales y los animan grandemente. Con esto, logran rechazar a los nuestros, quienes se retiran con el fin de rehacerse, dejando en el campo nada más las fuerzas de servicio y la artillería. En la tarde sólo hay ligeros tiroteos; y la artillería de unos y otros hace pocos disparos. En la noche precedente, los federales intentaron salir dos veces de sus posiciones; pero fueron vigorosamente rechazados por los constitucionalistas.
Al anochecer, ligero tiroteo, quedando cada cual en sus posiciones primitivas. El Cuartel General recibe por fin el parte de que ayer a las nueve de la mañana terminó el combate de Sacramento; el enemigo tuvo poco más o menos como trescientas bajas, aparte de algunos prisioneros, más cuarenta hombres, que, como dijimos antes, se pasaron a nuestras filas con todos sus pertrechos. Por nuestra parte resultaron 50 muertos y 95 heridos Entre los primeros esta el Teniente Coronel Cipriano Puente El enemigo, al escapar de Sacramento quiso hacerse fuerte en El Porvenir., Nuevamente fue atacado allí, con la mayor pujanza, y entonces tuvo necesidad de huir precipitadamente a Gómez Palacio, perdiendo tres trenes de provisiones que cayeron en manos de los Señores Generales Aguirre Benavides y Hernández Inmediatamente después de esa acción un Regimiento de aquellas fuerzas, por orden del General Benavides, destruyo la vía férrea entre Jameson y San Pedro, con la recomendación de continuar esa misma operación hasta Estación Hipólito Esta delicada e importante comisión le fue conferida al Señor Coronel Toribio V de los Santos, a la vez que se le designo para ocupar la plaza de San Pedro de las Colonias El General Benavides, con su columna, salió en seguida en auxilio de nuestras fuerzas comprometidas en Gómez Palacio, y en la noche de este día acampé en Estación Jameson a corta distancia del Cuartel General enemigo. El General en Jefe se muestra satisfecho por la conducta que , observaron las fuerzas de la izquierda. , A las 9 de la noche, la extrema derecha, al mandando del General Herrera, asalta vigorosamente y toma la plaza de Lerdo
 
Escríbeme
Para más información